• Más de 220 000 pedidos al año
  • Más de 35 millones de imanes en stock

Cómo sujetar un toldo vela con imanes

Un ingenioso sistema de sujeción temporal
Autor: supermagnete, Uster, Suiza
En línea desde: 10.05.2019, n.º de visitas: 29000
Tanto si es inquilino como si es propietario, siempre se dan situaciones en las que uno se pregunta: «¿Cómo sujeto ahora el objeto X sin tener que perforar?». Seguro que esta pregunta también se la ha planteado alguna que otra persona después de comprar un toldo vela.
Si su balcón o su terraza tiene travesaños o postes metálicos, tenemos buenas noticias para usted: en ese caso, puede sujetar un toldo vela a las mil maravillas con la ayuda de unos imanes, como se puede ver en estas imágenes.
El imán en recipiente con mosquetón que encontrará en nuestro catálogo es ideal para este proyecto. Se trata de un imán de neodimio integrado en un recipiente de acero. De esta forma se concentra la fuerza de sujeción que, en el caso concreto de este artículo, es nada más y nada menos que de 39 kg. El mosquetón sirve de unión entre el imán y el toldo vela.
Con imanes de este tipo resulta muy fácil fijar un toldo vela. Primero se engancha el mosquetón al aro de metal de la vela. Después, se colocan los imanes en recipiente en el lugar que desee. Y ¡ya está! Ya puede disfrutar a la sombra del buen tiempo en el balcón o en la terraza.
Indicaciones de seguridad:
En caso de lluvias o vientos, la vela debe soportar fuerzas considerables. Por ello, por su seguridad le recomendamos que retire la vela en esos casos.
Los imanes de neodimio no están pensados para usarse al aire libre durante mucho tiempo, ya que empiezan a oxidarse y pierden su magnetización. No obstante, con pintura anticorrosiva o laca transparente puede conseguir que resistan a la intemperie.
Por cierto, puede proteger las superficies de arañazos cubriendo la base de los imanes con tapas de goma. Además, así también puede aumentar considerablemente su resistencia ensentido de corte.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.